jueves, 13 de octubre de 2016

Lilith y el broker

        

"El señor Darling solía ufanarse delante de Wendy de que su madre no solamente lo amaba sino que lo respetaba. Era uno de esos hombres que conoce perfectamente la cotización y las    acciones. Por supuesto que, realmente, nadie las conoce, pero él lo aparentaba, y tenía un modo de decir que la cotización subía y que las acciones bajaban, que cualquier mujer le hubiera respetado" J.M.Barrie, Peter Pan



En el corto tiempo en el que el señor Darling subía por el ascensor, yo ya me había arrancado literalmente el vestido. Me gustaba esperarlo así, sin ropa alguna, sólo con las gafas de vista, las de leer, para más inri. Al señor Darling le ponían mis gafas, al igual que mí me volvían loca su americana y sus números. ¡Qué le iba hacer yo, si él era todo matemáticas, estadística, música y los músicos son parte de mi vida!