miércoles, 19 de agosto de 2015

Love me Two Times


Free Love- Robert Altman


Se nella montagna
vi è chi guarda e chi sogghigna, non è per niente ch ‘io
cado ai piedi del primo venuto.[1]
AMELIA ROSELLI

No somos tinieblas. Me repito la frase mentalmente una y otra vez. No somos tinieblas. Before you slip into unconsciousness. I'd like to have another kiss. De nuevo los Doors. Peter canta. Another flashing chance at bliss. Another kiss. Agradezco la impulsividad de sus dedos de bajista. Su afición patológica al número dos. Dos cervezas. Dos mensajes. Su cuerpo alargado de aprendiz de jirafa. Dos orgasmos. Dos polvos. Enclose me in your gentle rain. Lo veo escondido en mi regazo. Dos pezones. Dos muslos. When we get back, I'll drop a line. Su boca enorme de lactante maduro. Pruebo a introducir de un golpe los cinco dedos. Los deslizo por el vientre. Los sitúo sobre mi sexo junto a los suyos. Le pido disculpas a propósito. Ríe. Abre y cierra sus ojos bicolor. Hoy me han parecido verdes.

Pam parapapam pararampam. Peter empieza el concierto. Tengo el cuerpo mojado. El sexo todavía despierto. Jamás entiendo sus acordes. Love me one time, yea, my knees got weak. Una guitarra empieza un riff. No hay amor. Nada que decir. Nada que fingir. But love me two times, girl, last me all through the week. Pego mis labios a los suyos. Peter aspira con fuerza. Doy la bienvenida de nuevo a su sexo erguido. Meto más saliva entre los dedos. Peter habla de estrategias. Para mí es el número dos. Subo mi sexo hasta su boca. Apoyo la cabeza en la pared. Sus manos abrazan las mías. Gesto romántico. Supongo que no somos tinieblas. O tal vez sí. Peter me pide mirar. We chased our pleasures here. Es mi mayor virtud. Abro las piernas y dejo que introduzca sus dedos. Me masturbo con los ojos abiertos. Observo su figura sentada sobre mis piernas. Me deleito con el deseo de sus ojos.  Beautiful friend I’ll never look into your eyes...again. Sé que no habrá mañana. Entro en trance. We couldn’t get much higher, o sí. No le doy tregua. Suplico impertinente que me folle otra vez. Love me two time, baby, love me twice today. Agarro con fuerza sus nalgas minúsculas, paso la mano por los muslos hiperrígidos de escalador. Busco de nuevo mi sexo con la mano. Lo acaricio con fuerza, despidiéndome de la montaña. Lamento que no adore las performances y haber desaprovechado las cuerdas. This is the end, Peter. No me quedo a dormir.

MYRIAM M.



[1] Si en la montaña hay quien mira y también bromea, no es por nada que yo caigo a los pies del primer desconocido. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario