lunes, 17 de agosto de 2015

El beso de Lilith




"From Here to Eternity"(1)

Lo recuerdo tan bien. Tenía trece años. Nos estrenábamos una amiga de mi prima y yo. Un bar de moda entre adolescentes, los pertinentes sillones, aquel chico alto del instituto, esos ojos verdes… Yo supe besar a la primera. No había tenido que practicar nada. Me desenvolvía entre lenguas como si lo hubiera hecho toda la vida. Hay quienes nacemos para el amor y quienes nacemos para besar ¡Cuánto he besado en estos años! No puedo recordar algunos, pero otros sí, otros muchos sí, porque dejaron huella. Algunos por lo tímido, otros por lo voraces, algunos por la lengua de serpiente, otros por atravesarme el paladar; unos por besar despacio, otros por besar deprisa, otros por el dolor de tres día de aquellas barbas incipientes mal afeitadas; unos por lo recatado, otros por lo húmedo.

Dicen que el beso es el mejor termómetro de una relación, el día en que todo decae, uno puede seguir haciendo el amor como si nada pero cuando callan los besos, estás muerto. Besar a lo tornillo, a lo adolescente, tres o cuatro o cinco horas en un parque. A los quince. A los cuarenta. Besar sin follar, besar follando. Hacer todo lo que te pida el cuerpo: arrancar, acariciar, rozar, morder, frenarse, descansar, volver al ataque con virulencia.  Dejarte ir, que te duela la mandíbula. Nutrirte los labios antes, buscar los labios, abrir los labios, hundir la lengua ¡Qué ganas de un beso!

Besar en sueños, besar despierta, besar de día, besar de noche, besos de pico, besos de tornillo, besos que asfixian, besos sin ver, besos de ojos como platos...  y los mejores, esos besos en los que quieres gritar de placer y no puedes porque el otro te tapa la boca en su deseo y explotas por dentro. Besos cuando te corres, besos antes de correrte, besos después, besos, besos y más besos… Hay quien sabe besar y yo he nacido para eso. ¿Y vosotros? ¿Besáis mucho? ¡Besadme todas! ¡Besadme todos! ¡Os beso a todas! ¡Os beso a todos! Morid de besos, vivid en ellos, que no decaigan… que no se diga.

Myriam M.



(1) Imagen: "From Here to Eternity" (1953) Burt Lancaster y Deborah Kerr escandalizan a la conservadora sociedad americana con un beso adúltero en la playa de 11 segundos


1 comentario:

  1. Me encantan los besos... Me encanta besar y que me besen. Tan importantes esos besos...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar